Para tierras lejanas, cultura y magia de carnaval

Por: Juan Carlos Oviedo Albán.

Místicos, de color y cultura vive todo el pueblo pastuso durante la época mas esperada por oriundos y turistas nacionales y extranjeros, el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. Alagado y ovacionado en tierras extranjeras, marca de nuestra raza e idiosincrasia, la fiesta tan esperada se despierta a finales de diciembre con toda la alegría que durante el año, se va forjando en una amalgama de creatividad nariñense, es en este torbellino que se gesta la labor de muchas personas entre artesanos, pintores, escultores, ebanistas, abuelos, padres, hijos, ciudadanos, en el bien llamado carnaval de negros y blancos, patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad. La esencia del carnaval se enfatiza desde la conformación del núcleo familiar, nace del diario vivir de aquellas personas que con el transcurso de sus vida van forjando ese imaginario colectivo lleno de experiencias, saberes artísticos heredados de padres a hijos. Toda esta trascendencia va más allá de siete días de carnaval, se trasluce en un proceso de experiencia y saber, trasmitido desde la cuna hasta la próxima generación y hasta el próximo carnaval.

De Nariño para Colombia y el Mundo

Hoy, el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación permite al carnaval llegar a infinidad de lugares, impensables en otras épocas. Voces de Nariño, en diálogo con Gisela Checa Coral, gerente de Corpocarnaval, explicó que uno de los mayores avances alcanzados ha sido precisamente la posibilidad de promover el carnaval en diferentes rincones del planeta. “Gracias al convenio firmado con Fontur a nivel nacional y Proexport en el mundo empresa especializada en posicionar el país como destino turístico, nuestra fiesta pastusa, orgullo de los nariñenses, esfuerzo de nuestra raza, es tomada como paquete turístico de talla mundial a nivel internacional; en la actualidad se nos ha incluido en la campaña “Colombia Realismo Mágico” logrando estar dentro de las grandes promociones de Colombia para el mundo. ”.

Lo que nunca antes se había logrado, y que hoy en día es una realidad, alcanzó una importante difusión y promoción del carnaval en los principales medios del país a nivel global, generando contenidos editoriales, mostrando la variedad cultural y artística que se nutre nuestro patrimonio inmaterial, llevándolo así a un nivel más
alto de reconocimiento.

Los actores del carnaval junto con el uso, representación, expresión, conocimiento y técnica, en un espacio cultural natural, materializan las tradiciones y diferentes expresiones que son recreadas cada año por la comunidad pastusa en función de nuestras costumbres, naturaleza e historia, infundiendo un sentimiento de identidad que promueve el respeto por la diversidad cultural, Nariño da luz cada año un patrimonio cultural vivo.