Pasto es una ciudad que evoluciona a un ritmo cada vez más acelerado. En los últimos años la comunidad ha podido apreciar cambios positivos en diferentes áreas, especialmente en una que representa grandes desafíos no solo para la capital nariñense, sino para todas las urbes: el transporte público. La beneficiosa transformación de la ciudad en este aspecto inicia con el SETP (Sistema Estratégico de Transporte Público de Pasto). Avante, entidad que planea, coordina, gestiona y desarrolla su operación, da cuenta de importantes avances en la implementación del mismo durante el periodo 2016-2019, un esfuerzo liderado por el alcalde Pedro Vicente Obando Ordóñez.                                                                                                                  
“El avance hacia una mejor movilidad”                                                                                                                                                                                                                    
El Centro de Control de Movilidad es el lugar desde el cual expertos de diferentes especialidades trabajan en la adecuada estructuración del SETP. Uno de ellos es David Portilla, ingeniero mecatrónico y líder del área de operaciones, quien explica la importancia del proyecto y resalta el papel fundamental que tiene la educación de conductores y usuarios de los buses de transporte público para crear una cultura ciudadana: “Desde el ente gestor se están llevando a cabo campañas pedagógicas tendientes a fomentar el  buen comportamiento social y comunitario, a que la gente entienda el funcionamiento de los semáforos, de las señales, de los paraderos, que comprendan cómo el buen uso facilita la movilidad a Pasto. Venimos educando a los conductores, ya llevamos capacitados a cerca de 200 de los 503 que pertenecen a la Unión Temporal “Ciudad Sorpresa” que opera la flota en la ciudad. También estamos trayendo niños, jóvenes y estudiantes de las universidades y propietarios de los vehículos a quienes les explicamos el funcionamiento del sistema de gestión y control de flota a través de un moderno Centro dotado con la mejor tecnología y un equipo de profesionales al frente del monitoreo permanente de la movilidad en la ciudad. En este Centro de control manejamos dos sistemas: el Sistema de Gestión y Control de Flota, que se encarga del monitoreo y supervisión de la operación de los 503 buses que tenemos en Pasto, y el Sistema de Operación de la red semafórica. En Pasto contamos con semáforos inteligentes, es decir que con las cámaras con las que cuentan, ellos mismos detectan la carga vehicular y automáticamente se ponen el tiempo en rojo para que el flujo sea más eficiente” agregó Portilla.                                        
El líder de operaciones también explicó cómo las 79 intersecciones (cruces de cuatro semáforos) instaladas en la ciudad de Pasto, funcionan coordinadamente con la ayuda de las 110 cámaras instaladas en ellas, las cuales regulan los tiempos en rojo de acuerdo a la carga vehicular.                                                                                                
El proceso de cambio implica una serie de transformaciones en todo sentido, como la construcción  lugares adecuados para la salida, llegada y parqueo de las rutas, ubicación de paraderos en puntos específicos, seguimiento satelital de las rutas, recaudo a través de tarjetas, y muchos otros aspectos que exigen inversión significativa de tiempo y recursos.

                                                                                           
“Intervención en infraestructura vial y espacio público”  

En 2019 se concretó la  contratación de seis obras importantes: la finalización de la carrera 27 y de la carrera 4a, así como la construcción de dos de los cuatro patio talleres. De las 61 obras que se habían priorizado en el Conpes 3918, se ejecutaron más de 50, es decir, alrededor del 90%.                                                                                    
El sistema cuenta con 12 indicadores que miden la calidad, la oportunidad, la eficiencia en el servicio, así como el crecimiento del número  diario de usuarios del sistema. Jairo López, ingeniero civil con especialización en patologías de tránsito y gerente de Avante durante la administración saliente, explica que se está “haciendo control y seguimiento los siete días de la semana de toda la jornada de operación, reportando a la unión temporal y a tránsito las inconsistencias, los problemas de operación, las violaciones a los estándares que están establecidos por la estructuración técnica de calidad y financiera, lo que ha obligado a que los transportadores ajusten a sus programadores, ajusten a sus conductores y que día a día se mejore la calidad en este servicio público”.  

 

                                                         
López también resalta que la nueva flota de buses cuenta  con plataformas de acceso para personas con discapacidad, aspecto importante para garantizar verdadera inclusión de todos los ciudadanos al nuevo sistema. En cuanto al recaudo centralizado a través de la tarjeta, el gerente plantea una propuesta interesante: “La tarjeta es un pequeño elemento tecnológico que permite acceder al bus, a bicicletas, taxis, a descuentos en museos. Una tarjeta multifunción que estará de la mano con la app del sistema, que está pensada para ser más que un simple recurso para planificar la ruta en el SETP, un gran directorio que le permita al ciudadano tener una completa guía de la ciudad”.                                                                                                  
La ejecución de obras tan importantes como la pavimentación de la primera fase de la carrera 27 entre calle 16 y 21, la carrera 19 entre el parque de Los Periodistas y el Hospital Civil, la carrera cuarta entre calles 12 y 14 en la comuna 5, la calle 18 entre el sector de Torobajo y el intercambiador de Agustín Agualongo y la calle 17 entre carreras 25 y 27; se hicieron realidad durante el periodo de gobierno 2016-2019, dando prelación a bici-usuarios y peatones con la construcción de ciclo rutas y andenes.                                                                                                                                        
Durante la gestión adelantada en este período se asegura la financiación que asciende a los $16.000 millones destinados a la construcción del patio taller Aranda, los patios de Mijitayo y Briceño, y el taller de Chapal -Los dos primeros en etapa de licitación-. Estos lugares están destinados para la permanencia de los buses cuando culminan su recorrido, lo que da solución a la problemática actual en la que estos vehículos son dejados en la vía y generan trancones. El objetivo es que para junio de 2020 los cuatro patios ya se encuentren operando.                                                                          
Los patios y talleres serán espacios muy amplios, con zonas verdes, cafetería y oficinas, que fueron pensados en brindar a los conductores un lugar agradable donde puedan dispersarse, descansar, tomar algo y compartir antes de iniciar o al terminar cada recorrido, y donde se encuentren los puntos de despacho de las rutas, los puntos de recaudo y los parqueaderos donde permanecerán los buses durante la noche y hasta el día siguiente.

Señales de progreso

La Unidad Administrativa Especial Avante instaló más de 700 señales verticales en todas las comunas y la mayoría de corregimientos del municipio de Pasto, haciendo la demarcación de los paraderos del Sistema Estratégico de Transporte Público con estructuras informativas que además de indicar las rutas de buses que hacen la parada en determinado sector, permiten conocer el trayecto que corresponde a cada ruta.
Determinar dónde deberían estar ubicadas requirió un minucioso estudio a cargo de un comité interinstitucional en el que participaron supervisores de vía de la Unión Temporal “Ciudad Sorpresa”, delegados de la Secretaría de Tránsito, de la Secretaría de Planeación, de la firma contratista (Tinsa Ingeniería SAS). En representación de Avante SETP, hizo parte de este Comité David Vicente Gómez Mesías, profesional de apoyo a la supervisión del contrato de suministro e instalación de la Fase dos de señalética para el Sistema Estratégico de Transporte Público de Pasto, que como él mismo explica, es “El componente que atañe a las paradas de buses. Se establecen paradas específicas que obedecen a razones técnicas. Existe una distancia de entre 300 y 400 metros entre las paradas en el sector rural, mientras que en la parte urbana son entre 150 y 200mts”.
La señalética es uno de los componentes del Sistema de Gestión y Control de Flota, que incluye   los GPS, displays informativos y la unidad lógica. El conductor hace las paradas en los puntos específicos que  fueron geo referenciados en la plataforma DATA Managing, desde donde se verifica el cumplimiento del recorrido. Que los buses se detengan solo en los paraderos establecidos permitirá más agilidad en la prestación del servicio, mejorando la frecuencia y el tiempo de recorrido de cada una de las 23 rutas.


Con estas nuevas herramientas de mobiliario vial, el ascenso y descenso de pasajeros solamente podrá realizarse en los lugares demarcados como paraderos a través de las señales verticales, en aras de optimizar la prestación del servicio y mejorar la movilidad en la ciudad.
Gómez explica la forma como se ha dado la implementación de la señalética para el SETP: “Una fase es el suministro e instalación de estas señales nuevas, y otra es la reubicación de las señales ya existentes. Esperamos que la gente haga uso adecuado y cuide bien esas señales, procuramos que la localización no afecte a la comunidad, que no obstruya ingreso a viviendas, garajes, puertas, ventanas, que también estén un poco distantes a las intersecciones viales”.
Avante ha dedicado grandes esfuerzos para que el Sistema Estratégico de Transporte Público de la ciudad de Pasto cumpla con su principal objetivo: mejorar la movilidad, seguridad y bienestar de conductores, usuarios de buses, bici-usuarios, motociclistas y peatones.