"El problema en los países latinoamericanos sigue siendo el mismo, la predominancia de los patrones de machismo y los estereotipos de género muy marcados"

Con esta frase, Elena Pantoja, actual Secretaria de las Mujeres, Orientaciones Sexuales e Identidades de Género de la alcaldía de Pasto, inicia a explicar el porqué del aumento de la violencia contra las mujeres en una época donde se supondría, debería ser de unión familiar . Hace énfasis en que todo se ha dificultado debido a que el contacto con ellas al momento de denunciar, ahora debe hacerse desde la virtualidad: “Es un reto porque la pandemia no permite tener acercamientos con la comunidad, que es lo que realmente se quiere, una política pública que apostara a ser un poco más incluyente con sectores de mujeres que estaban un poco invisibilizados, como las mujeres indígenas, rurales y campesinas del municipio de Pasto ”, agrega.

Concentra sus esfuerzos en hacer sensibilización y difundir el mensaje de empoderamiento que lleva a transformar las realidades de las mujeres           de Pasto

A nuevos problemas, nuevas soluciones, esa es la actitud de esta funcionaria y su equipo de trabajo, por eso laboran sin descanso, para continuar brindando la ayuda que necesitan las mujeres del municipio que están en riesgo o han sido víctimas de violencia. La principal herramienta es ofrecer una ruta de atención integral, que incluye los sectores de salud, justicia, protección y educación.Este mecanismo se articuló desde antes que salieran los decretos de aislamiento preventivo, en una estratégica anticipación de la funcionaria, que es abogada especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social, así como en Contratación Estatal: “La preocupación surgió desde antes que se iniciaran los periodos de aislamiento, pero logramos articular una ruta muy sólida con Policía Metropolitana, Fiscalía, el sector salud, las IPS, EPS,

Su experiencia previa como Secretaria de Equidad de Género e Inclusión Social de la gobernación de Nariño en el periodo anterior, hace que concentre sus esfuerzos en hacer sensibilización, en buscar canales.

Elena Pantoja es abogada especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social, así como en Contratación Estatal

Para difundir el mensaje de empoderamiento que lleva a transformar las realidades de las mujeres en el municipio de Pasto. Coincide con muchas activistas y organizaciones de mujeres en que lo que se busca no es que las mujeres pierdan o desdibujen sus características como género, sino que haya una auténtica “equidad de derechos cuando por ejemplo, aspiramos a un cargo público y la persona que tiene que decidir se fija si la mujer tiene hijos pequeños, lo que asume como un impedimento para encargarse de las tareas de manera entregada como lo haría un hombre, porque se supone que el hombre no asume el cuidado de los hijos o el hogar, no es su campo ”, argumenta Elena Pantoja.

Desde que inició la pandemia -marzo de 2020- hasta la fecha, más de 350 mujeres han solicitado ayuda a la Secretaría, pero lo complejo, según Pantoja, es lograr que esas mujeres salgan definitivamente del ciclo de violencia, porque más allá de la denuncia está todo un proceso en el que ellas se ven obligadas a pensar no solamente en su seguridad física, sino en techo y comida propia y para sus hijos. “Salir del ciclo depende mucho de la persona, de la voluntad, del empoderamiento que logremos generar, por eso se acompaña psicológica y jurídicamente para brindarle el conocimiento en los diferentes escenarios que se pueden presentar: si denuncio, qué pasa; si no denuncio, qué me va a pasar; si tengo hijos menores de edad, qué va a pasar con ellos, resultados son las garantías que se ofrecen ”explica,

Posesión del Consejo Ciudadano de Mujeres de Pasto. De izq. a der: Ximena Palacios, Xiomara Erazo, Patricia Bastidas (junto a su familiar), Ana Lucía Palacios, Carmen Elisa Olaya, Farah González, Flor Arboleda, Karen Muñoz, Jackelin Guaitarilla, Elena Pantoja, Paola Andrea Bravo, Nataly Cáceres.

Durante la situación de pandemia, están prohibidos por decreto del gobierno nacional los desalojos de mujeres, más aún cuando son madres cabeza de hogar. La Secretaría ha estado muy atenta para garantizar que estos lineamientos se cumplan, en coordinación con la Policía Metropolitana de Pasto. En temas alimentarios también se ha dado prioridad a las mujeres que responden solas por sus hijos, procurando que los subsidios y demás ayudas, les lleguen oportunamente.

La equidad se logra através de la transformación de los paradigmas y estereotipos, es necesario dejar atrás el machismo,el patriarcado

La equidad se logra a través de la transformación de los paradigmas y estereotipos, eso lo tiene muy claro Pantoja, quien adelantó que está trabajando en alianza con ONU Mujeres para favorecer, a través de proyectos, el empoderamiento político, económico y social de las mujeres. Con la Secretaría de Cultura, y específicamente con la Subsecretaría de Cultura Ciudadana, también está trabajando para sensibilizar y de dejar atrás el patriarcado, generador de machimos.

Énero También se apunta a emular logros de casos exitosos, como el del mecanismo del vecino departamento del Cauca, donde la administración inmediatamente anterior logró presentar proyectos con enfoque de género que fueron aprobados por el Sistema General de Regalías, para garantizar el tema de incidencia, participación política y de la autonomía económica de las mujeres. Ha tomado este hecho como referente de que todo se puede lograr con empeño, teniendo en cuenta que las regalías tradicionalmente están destinadas para infraestructura. La Secretaría cuenta con el apoyo de un alcalde que entiende y defiende la importancia del tema -asegura-, y gracias a eso lograron un plan de desarrollo con enfoque de género, vinculando a entidades como Avante. “Cuando decimos ‘transversalizar’ no es que las mujeres queramos que se inviertan más recursos en nosotras, sino que esos recursos que tenían previstos para inversiones específicas, como por ejemplo un paradero de un bus, garanticen el enfoque de género. ¿Cómo? Construyendo espacios amplios, que si una mujer llega con un coche con su hijo pueda estacionarlo, pueda sentarse mientras espera la ruta”. Manifiesta optimismo por lo que viene, y orgullo por lo logrado, ese esfuerzo considera que llevará a su dependencia a convertirse en ejemplo a nivel nacional, ejemplo que espera, sea seguido para bien de las mujeres.