Con orgullo obtenemos el dulzor exquisito de nuestra tierra.

Asprounión,  es una organización que se ha consolidado como un referente  a nivel  nacional  en  Cataciónde café, obteniendo reconocimientos internacionales en diferentes oportunidades.

El proceso comenzó con los primeros jóvenes asociados que se formaron como catadores y ellos quisieron compartir los conocimientos adquiridos a sucomunidad y es allí donde nace la escuela de catación “A Catar Café”. Hoy la escuela ha permitido, en cabeza de Eduardo Armero, ganar el título de Campeón Nacional de Catadores de Café en dos ocasiones, años 2010 y 2016; igualmente, representando a Colombia en igual número de oportunidades y obteniendo hasta ahora el mejor puesto de un colombiano en un mundial, quinto lugar en el mundial 2011 en Maastricht, Holanda. La Unión, Nariño, se caracteriza por tener una cultura ancestralmente cafetera, por esta razón los líderes caficultores se sienten orgullosos de que sus hijos y nietos participen de los procesos de la asociación y se empoderen de las prácticas en torno al café.

Una vez que los jóvenes empiezan a aprender y a vivir el sentido de catar una taza de café, sus sentidos, sus papilas gustativas, su memoria sensorial empezará a construir percepciones que en un futuro les permitirá a los infantes ser minuciosos a la hora de apreciar los atributos del café    y entender sus propios sentidos, protegiéndose de no fumar, no tomar licor y no consumir sustancias psicoactivas.

“Nos dimos cuenta que teníamos una habilidad innata y natural para catar un café gracias a la vivencia en el mismo campo, donde hay olores de las frutas cítricas como la naranja, la mandarina, el olor de la molienda, la panela, la miel de la caña de azúcar y estar en contacto permanente con la naturaleza ayuda a tener una memoria sensorial, lo que es clave para los catadores” explicó Eduardo Armero.

Hoy, la asociación cuenta con 5 cata- dores certificados Q-Grader, certificado otorgado por el Coffee Quality Institute, organización que certifica en técnicas olfativas y habilidades de análisis sensorial, así como protocolos de catación, sobre cómo triangular cafés, cómo combinar ácidos orgánicos y cómo identificar tuestes de muestra.Dicha certificación es útil para comprar café, seleccionar perfiles de tueste y métodos de producción/ procesos, entender el origen del café, y más.

Obtener un certificado del CQI se considera como un logro sobresaliente y digno de resaltar pues requiere capacidad y conocimientos para aprobar varios niveles y exámenes. La primera persona en certificarse en Nariño como catadora Q-Grader fue María Julieth Riascos Gómez y hoy, además de los 5 catadores Q-Grader, Asprounión cuenta con Mauro Andrés Mueses Gómez, quién se ha formado con el apoyo del Centre for the Promotion of Imports CBI de Holanda (CBI Centro para la Promoción de las Importaciones de los países en desarrollo), como Maestro tostador.

La escuela “A Catar Café” tiene gran éxito porque la sabiduría de todos se comparte sin egoismos. Hoy hay  más de 20 jóvenes que trabajan en diferentes empresas de café, han salido de la Escuela “A Catar Café” de Asprounión. Exportamos café y conocimiento, esto es desarrollo endógeno.

Son más de 100 niños y jóvenes que se han formado en la Escuela y que hoy crecen con el café y serán el futuro de la asociación y de la región. Sabemos que tenemos un gran potencial, que estamos avanzando, pero aún hay mucho por hacer”, enfatizó Burbano Gómez.