Foto: John Carlos Rentería

"La filigrana es una técnica ancestral que se practica hace más de 400 años en Barbacoas".

Barbacoas es un municipio afectado por el conflicto armado. Esto no ha sido impedimento para que esta localidad vea resurgir entre los jóvenes la práctica
de la filigrana, técnica artesanal y ancestral que temía podía perderse entre tantos obstáculos. Heiner Cabezas es un joven de 26 años que tiene la filigrana como oficio. Aprendió la técnica en el colegio Luis Irizar Salazar gracias al proyecto impulsado entre Save the Children, Artesanías de Colombia y los joyeros locales más experimentados. De esos talleres nació Mambi, una empresa y taller que ha sido una oportunidad de empleo para jóvenes y que también asegura la preservación del conocimiento ancestral de la filigrana. En este momento el artesano Heiner Cabezas se encuentra en Cali estudiando Administración de empresas. Su proyecto a futuro es continuar con Mambi y abrir otros talleres que, al igual como pasó con él, posibiliten que muchos jóvenes mantengan la aspiración de un porvenir más próspero.

La palabra filigrana viene del latín filum, que significa hilo, y de granum, que es grano. La técnica consiste en la elaboración de hilos finos de oro y plata, con los cuales se plasman dibujos similares a un encaje. Los hilos se entrelazan  mediante el uso de minúsculas pepitas y se da forma a aretes, anillos y collares.

. Foto: John Carlos Rentería.

       "Los diseños en filigrana están inspirados en la fauna y flora barbacoana"

Ever Quiñones es un artesano de 51 años que se siente feliz con el surgimiento de Mambi, ya que colaboró en la formación de los jóvenes. El artesano cuenta que aprendió la técnica por tradición. Dice que cuando era niño se escapaba de la escuela para ir al taller de filigrana de un tío. De allá su madre lo iba a sacar, hasta que un día lo dejó aprender el arte con la condición de no faltar más al colegio. Tenía 13 años. “La filigrana requiere mucha atención, paciencia y tranquilidad”, explica el artesano Quiñones. La filigrana es un proceso largo. Después de la extracción viene la fundición. Es necesario quitar la maleza del proceso de fundición antes de llevar el oro y plata al laminador. Esta es una máquina que adelgaza las láminas hasta volverlas hebras, para que se puedan hacer las figuras. Los diseños dependen de la creatividad del artesano, están basados en la fauna y flora de Barbacoas, por ello es común ver caracoles, palmas y flores en los
rellenos de las artesanías.