De acuerdo a expertos en pedagogía, articular teoría, práctica e investigación, es
la mejor manera de lograr una dinámica enseñanza-aprendizaje acorde con las
exigencias de un mundo cambiante. Los Proyectos Integrados y el aprendizaje en
contexto implementados en el colegio Javeriano, han demostrado ser dos estrategias efectivas para lograr esa articulación.

Cuando el estudiante entiende su entorno, facilita la construcción de aprendizajes significativos e integradores donde se articulan teoría, práctica e investigación. Los niños y jóvenes desarrollan capacidades para pensar de manera estratégica, así lo
resalta la docente de pre escolar Olga Lucía Dulce, para quien “ver cómo los niños se van apropiando del conocimiento es maravilloso, y eso se logra a través de las vivencias. Por ejemplo, si vamos a hablar de los Quillasingas, traemos a un indígena con su atuendo que les cuenta en primera persona quién es, qué hace, también los llevamos a la escuelita donde estudian los niños indígenas para que interactúen con
ellos, para que vivan la experiencia. Los niños están abriendo su mente y no se están quedando con aprender la suma o la resta, ahora trabajan matemáticas con problemas dirigidos al proyecto, por ejemplo: doña Rosita tiene en la laguna de La Cocha quince truchas, llegó su vecina María quien le compró tres, ¿cuántas truchas hay ahora?, así no hablamos de algo que ellos no conocen sino de algo que es familiar para ellos”. La identificación y comprensión de las potencialidades y retos de la región mediante la observación directa de los mismos, es la mejor manera de aprender, porque como explica la educadora Paola Caicedo, “Todas las actividades se conectan unas con otras y en cada actividad están todas las áreas involucradas, son experiencias que tienen los niños en su propio contexto, ellos mismos hacen un diagnóstico de la situación a la que está enfocada el proyecto, se empoderan del aprendizaje, lo hacen suyo”.

Los Aprendizajes en Con-texto tienen como objetivo la identificación y comprensión de las potencialidades y retos de la región, mediante la observación directa de aspectos sociales, culturales, espirituales, políticos, económicos y ambientales de la misma. Los directivos y docentes tienen el propósito de lograr con esta herramienta que los niños y jóvenes se inmiscuyan en esa visión multidimensional, que relacionen sus intereses y propuestas con la realidad, así empiezan a participar en la planificación y desarrollo de su propia enseñanza y el maestro puede tener un papel más creativo. Gabriela Revelo, estudiante de noveno grado cuenta cómo con “el actual proyecto que estamos desarrollando denominado –El Futuro Soy Yo- nos contextualizamos sobre toda la realidad que estamos viviendo actualmente en el mundo y todo lo que concierne el hecho de nosotros ser los jóvenes que vamos a potenciar nuestro futuro”, lo cual es muestra del importante cambio en las dinámicas del aprendizaje.

Los proyectos, dependiendo de la cantidad de contenidos de las diferentes áreas a integrar, tienen una duración que puede ir de uno a tres trimestres. Tanto en los proyectos integrados de aprendizaje, como en los espacios de fundamentación, los procesos de enseñanza-aprendizaje son apoyados con los recursos tecnológicos y con los talentos disponibles, representados en invitados especiales, conferencias,
ponencias, foros, mesas redondas, debates, prácticas experimentales, experiencias clave, trabajos manuales, películas, videos y documentales.

Un Proyecto Integrado de Aprendizaje consiste en varias actividades que aunque exigen diferentes destrezas, se conectan e integran para dar origen a un solo gran producto. Ya sea en el aula o en el territorio, las labores giran en torno a una acción central. “Hace tres años iniciamos con El Principito. A partir del libro se integran todas las asignaturas. El cierre de proyecto es una obra de teatro. Una de las acciones que hicimos para contextualizar, fue visitar el Observatorio Astronómico Universidad de Nariño, donde los estudiantes pudieron interactuar con el doctor Alberto Quijano Vodniza, quien habló de todo lo que sabe sobre el cosmos, y en la obra de teatro fue incluido en una charla con El Principito. Explica la educadora Edith Janeth Trujillo.

Los Aprendizajes en Con-texto se han convertido en la mejor manera de llevar a los estudiantes a enfrentarse, identificar y comprender las potencialidades y retos de su región con una visión estratégica y global. Mediante la observación se entiende la necesidad y oportunidad que tienen los estudiantes para desplegar sus talentos, y de esta manera empiezan a construir un plan de vida, lo que puede conllevar posteriormente a la elección de sus estudios superiores. Conocer el territorio les ha
permitido incentivar el sentido de identidad y pertenencia a la región, y a la vez
favorecer la toma de conciencia sobre la importancia de los patrimonios y potencialidades que tiene el departamento, estudiando y proponiendo alternativas
de solución frente a retos y problemáticas específicas.

Estos proyectos se extienden también a otros departamentos de Colombia y provincias del Ecuador, con lo que se está estimulando la investigación y construcción colectiva e interdisciplinar de conocimiento. La educadora Miriam Cabrera lo explica así: “la intención es que ellos puedan reconocer cuáles son las causas y consecuencias de la problemática, cuál es el estado de la misma en su comunidad y plantear alternativas de solución como jóvenes. Así mismo, buscamos que a través de esos proyectos, ellos aprendan el método científico, entonces están trabajando temas de sociales al conocer las dinámicas y el entorno, de inglés porque ya terminan de hacer su estudio con el abstract, de matemáticas porque hacen toda la parte estadística, de literatura porque redactan con castellano, aplican toda la parte de funcionamiento y los problemas del cuerpo que es lo que tiene que ver con ciencias naturales, etc. Pero ellos no se dan cuenta de que están haciendo asignaturas, simplemente resuelven un problema           de su contexto”.

La planeación de las visitas, de las actividades de aprendizaje en campo, se da a través de los consejos de grado conformados por docentes de las diferentes áreas, quienes de acuerdo a los grados establecen a qué lugar y por qué se realizarán las salidas. Así, los más pequeños van solamente a corregimientos y veredas pertenecientes al municipio de Pasto, los de primaria ya empiezan a ir a otros municipios cercanos, y los de secundaria, dotados de experiencia en el tema, van hasta zonas más distantes, otros departamentos.

Los padres de familia están involucrados con todas las actividades, se mantienen informados a través de circulares informativas que la institución les envía con anticipación contando detalles de la propuesta y logística de las mismas. En grado décimo y undécimo se realiza una reunión con ellos para presentar el proyecto, y se determina el grupo de docentes que realizará el acompañamiento acorde a las necesidades  del grupo, propiciando la participación de la mayor cantidad de
maestros en esta experiencia, con el ánimo de cualificar entre todos estos nuevos horizontes pedagógico

Para la docente Alba Gallardo Cortés esta nueva metodología “nos está permitiendo aportar en la construcción de nuevos ciudadanos que nos van a llevar a pensar mejor nuestra ciudad, y que muy seguramente van a ser personas que lideren muchos proyectos y acciones de cambio en favor de nuestra región y por qué no, a nivel nacional e internacional”. De acuerdo al documento de Innovación Pedagógica del colegio San Francisco Javier, la implementación de los Proyectos Integrados de
Aprendizaje y la Enseñanza en Contexto facilitan de cara al futuro, que un buen número de egresados del colegio Javeriano puedan regresar a Nariño y contribuir al cuidado de las potencialidades de la región y a la superación de sus retos.