Con enseñanza cultivamos esperanza.

"El III Censo Nacional Agropecuario ratificó una realidad inocultable: el sector agropecuario está envejeciendo, mientras está embolatado el relevo generacional” (FUENTE Diario el Tiempo).

Esta situación establece un reto urgente a la educación rural como principal soporte del desarrollo en el campo. En primer lugar, le compete fortalecer la capacidad de los territorios rurales para articular dinámicas sostenibles en torno al fomento productivo y el desarrollo local y, en segundo lugar, superar la brecha de adecuación entre las necesidades competitivas del sector, las ofertas de conocimiento y cualificación técnica que se requiere para avanzar en la vía del desarrollo del sector rural.

Frente a la realidad del envejecimiento de los productores, ya se está trabajando en Nariño el fortalecimiento de las Instituciones Educativas Técnicas en la Subregión del Mayo para garantizar un relevo generacional a través de un modelo de educación pertinente que responda a las necesidades del contexto, a la fecha, se cuenta con Instituciones Educativas donde la mayor parte de los estudiantes son hijos de productores y conocen el proceso de producción, beneficio y comercialización de manera empírica;

En donde se ha avanzado en la construcción de planes educativos institucionales pertinentes enfocados en la potenciación de la cadena de valor del café que permita impulsar procesos de formación integrales y que fortalezcan la capacidad instalada de la Institución para que se promueva la finca cafetera como una oportunidad de desarrollo rural y una alternativa de ingresos a las familias.

La Organización Internacional para las Migraciones OIM, a través del proyecto Desarrollo Rural con enfoque Territorial DRET, financiado con recursos de la Embajada de Canadá, implementó un proyecto de educación rural pertinente en alianza con Secretaría de Educación Departamental, las Alcaldías de Albán,Tablón de Gómez, La Cruz y Colón; la Universidad Mariana, el SENA y la Federación Nacional de Cafeteros.

El proyecto que se adelanta en las Instituciones Educativas Microempresarial Cabuyales, Agropecuario La Victoria, Politécnico Juan Bolaños y Divino Niño, tiene como propósito empoderar al joven, quién, desde una perspectiva empresarial, continúe con la producción, ya no solo primaria, sino en el avance de procesos de la cadena de valor.

Procesos como la formación en determinación de calidades de café, la resignificación de los PEI, la articulación de la educación media con el SENA y la financiación de emprendimientos de los jóvenes a través de un Fondo de Emprendimiento Estudiantil.

La constitución de la Red de Colegios Agropecuarios con liderazgos empresariales, la adopción del modelo “Juventud Rural, Educación y Desarrollo Rural " articulada a los PEI institucionales, son acciones concretas que cumplen con el objetivo de formar jóvenes que perciban lo rural como una oportunidad de vida digna.

Que la juventud rural pueda quedarse en su territorio, viviendo en un campo con oportunidades, eso es también ayudar en la construcción de paz en nuestro Departamento.