Como parte del en foque conceptual de DIRENA, los proyectos que se impulsan desde esta iniciativa, constituyen una apuesta por un ejercicio de articulación, corresponsabilidad y compromiso entre las entidades públicas y privadas que reciben las transferencias de buenas prácticas mediante procesos de transferencia                       de conocimientos.

Los proyectos de apoyo a la cadena acuícola: selección de nuevas especies de Maricultura y el Plan Estratégico de Pesca, son dos de los primeros proyectos priorizados por DIRENA y que se vienen adelantando desde el segundo semestre del presente año en el puerto del pacifico Nariñense. El fomento de la maricultura es un propósito de la región, que se apoya desde DIRENA como una alternativa para mejorar las condiciones de vida de las comunidades vinculada  a esta importante actividad económica; para lograrlo se viene trabajando conjuntamente con tres entidades españolas, el Centro Tecnológico del Mar (CETMAR), El Instituto Español de Oceanografía y la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España (APROMAR), quienes gracias a su amplia experiencia en la aplicación de la maricultura en España respaldan en el territorio Nariñense, en función de generar estrategias innovadoras, que se inclinen por una economía azul. La economía azul es un revolucionario modelo macro económico y de negocios diseñado y promovido por el Belga Gunter  Pauli. Se define como un modelo de sostenibilidad integral global que plan tea una nueva forma de concebir las actividades económicas orientadas a responder las necesidades básicas de todos los habitantes, con recursos localmente disponibles para cada comunidad y creando beneficios como generación de empleo, aumento de ingresos y capital social, siempre preservando el medio ambiente. Es un modelo que invita a pasar de una economía donde “lo bueno es caro y lo malo barato”, a un sistema donde lo bueno e innovador resulte asequible para todos y competitivo en el mercado.

Cultivar el mar, es una necesidad para el desarrollo sostenible, considerando que la demanda de alimentos en el mundo es cada vez mayor y se hace necesario empezar a ver en el agua alternativas de alimentos para la población mundial. El seminario taller Selección Especies de Maricultura desarrollado un Tumaco el pasado mes de noviembre, que contó con presencia de expertos españoles y locales, permitió mostrar todas las tendencias que se vienen adelantando en diferentes países de América Latina con la acuicultura; experiencias importantes en Chile, Perú, Ecuador, permiten mirar a Tumaco con una gran potencialidad de articulación comercial y técnica con estos países, gracias a su posición geoestratégica de frontera.

La maricultura es el cultivo de especies marítimas nativas que se encuentran al interior de una cadena de producción y comercialización en un determinado territorio, pero mejorando la oferta productiva ante la demanda existente. En Tumaco existe una marcada demanda por la producción de piangua, que se realiza bajo un modelo que no garantiza las condiciones adecuadas de extracción para el ecosistema marítimo, así como tampoco se tienen las condiciones humanas que permitan a las personas laborar con la tranquilidad de poder lograr satisfacer sus necesidades económicas; es por ello que el cultivo de piangua, permite la posibilidad de introducir un sistema de cultivo o una nueva especie, que podrá generar un nuevo modelo con un manejo sostenible a nivel ambiental, social y económico; lograrlo exige como condición la capacitación y organización de los pescadores para el éxito de este proyecto.

El programa DIRENA apunta a que dentro de 2 o 3 años se encuentre consolidado un nuevo modelo productivo de piangua, que disminuya por completo los impactos negativos sobre el mangle y que contribuya a cambiar las condiciones de vida de los
pobladores, con remuneraciones más justas, alternativas y sostenibles para su bienestar, asumiendo con corresponsabilidad el potencial existente en la región.

El plan estratégico de pesca, es otra iniciativa desde la cual se pretende apoyar al desarrollo del pacífico Nariñense, mediante la cual se espera definir líneas de acción
estratégicas para que el territorio pueda actuar de manera ordenada en función de las prioridades que sus propios actores definan, para ello trabajamos de la mano las organizaciones y entidades locales, para que desde este apuesta por transferir conocimiento a la región con las entidades españolas se puedan generar condiciones
de aprendizajes conjunto, permitiendo a los actores locales apropiarse del conocimiento.