“No es fácil cambiar de hábitos, pero nosotros le apostamos a una nueva concepción como un reto de familia, con la idea de sumar más personas con conciencia del cuidado del medio ambiente. Estas causas no siempre han tenido eco; sin embargo, existen respaldos de entidades autorizadas que nos dan confianza para                      no rendirnos”

Es una de las motivaciones que ha impulsado a Catalina Buesaquillo en el empeño de posicionar a Thaniy como una empresa de productos ecológicos para el aseo del hogar. Encontrar el acompañamiento institucional de la Corporación Autónoma Regional de Nariño, Corponariño, la llevó a dar un paso importante.

“Al inicio estábamos solos con muchas ideas, pero sin una orientación. Corponariño nos ha brindado el apoyo técnico necesario. Por eso, hace un año, decidimos inscribirnos en Cámara de Comercio”.

Catalina es ahora Representante Legal de Thaniy, palabra de origen quechua que significa sanarse; y es eso, precisamente lo que busca su negocio verde: brindar un ambiente sano para una mejor calidad de vida de las personas, disminuyendo la contaminación que se genera al usar agentes limpiadores con altos niveles de toxicidad. Se han especializado, entonces, en la fabricación de                               productos biodegradables.

Con el acompañamiento a iniciativas innovadoras como esta, Corponariño busca impulsar empresas sostenibles en los sectores de agrosistemas y agroindustria, biocomercio, aprovechamiento de residuos y fuentes no convencionales de energía renovable, entre otros, a través del Programa Regional de Negocios Verdes. Esto, en cumplimiento de la política nacional de Producción y Consumo Sostenibles y los criterios de sostenibilidad del Programa Nacional de Negocios Verdes del       Ministerio de Ambiente.

El apoyo comercial se considera estratégico en este proceso. Es así como el equipo técnico de la Ventanilla de Negocios Verdes de Corponariño, con el apoyo de la Unión Europea y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, lidera actividades para la promoción y comercialización de los productos y servicios de estos emprendimientos. Una de ellas, es la Feria Regional de Negocios Verdes realizada con periodicidad y de manera presencial, pero que, esta vez, se hace virtual a causa de la pandemia; además de ser la vitrina comercial para los negocios verdes, incluye el desarrollo de un importante proceso de fortalecimiento comercial a los emprendedores.

Thaniy es uno de los 50 negocios, cuyos portafolios de servicio se promocionan en esta vitrina que, desde el 27 de abril de este año, está dispuesta a través del link www.negociosverdesnarino. com.co

El objetivo es posicionar a 50 empresas, de diferentes sectores. Son negocios que presentan avances significativos en sus planes de mejoramiento ambiental y comercialización pero que requieren ser visibilizados. Que la feria sea virtual, acorde al tiempo que vivimos, lo vemos como una fortaleza que nos permitirá explorar en las tecnologías del comercio electrónico con impacto más allá de la región”, explica el Coordinador de la Ventanilla de Negocios Verdes de Corponariño, Francisco Chaves. Thaniy es uno de los 50 negocios, cuyos portafolios de servicio se promocionan en esta vitrina que, desde el 27 de abril de este año, está dispuesta a través del link www.negociosverdesnarino.com.co, para promover el desarrollo de las empresas amigables con el medio ambiente en el departamento de Nariño. La plataforma estará habilitada hasta mediados del mes junio de 2021.

Con una dinámica de marketing continuo, se pretende impulsar las ventas e inversión; propósitos que se consolidan con la realización de una Gran Rueda de Negocios que se extenderá hasta el 31 de mayo, con la participación de 30 de los 50 negocios verdes. Las empresas externas interesadas en la adquisición de la oferta de productos y servicios de los Negocios Verdes, podrán inscribirse en el formulario de inscripción el cual se encuentra disponible en el portal de la Feria.

“El objetivo es conectar a nuestros empresarios con otros del orden regional y nacional para promover potenciales negociaciones”, argumenta el Coordinador de la Ventanilla.

Utilizamos recursos de producción limpia como material reciclado de botellas plásticas recuperadas del mar. Igualmente, fibras naturales como la alpaca y algodón reciclado”, cuenta Francisco Sepúlveda, Director creativo de Xzae.

¡Vamos por la certificación!

Cuando en el 2016 se implementó en Nariño el Programa Regional de Negocios Verdes, el tema estaba aún muy incipiente y lejos de una cifra que hoy da cuenta de un progreso significativo respecto a esta cultura empresa-rial. A la fecha, Corponariño reporta 96 negocios distribuidos en 26 municipios, registrados en su base de datos. La evolución ha ido a la par del surgimiento de empresas que le han apostado a procesos que generan impactos ambientales positivos como la transformación responsable de materias primas, por ejemplo.

Es el caso de Xzae, empresa hecha a pulso desde tiempos en los que pensar en mercados verdes era tan solo de unos pocos soñadores. “Fabricamos prendas en tejido de punto, con diseño contemporáneo. Utilizamos recursos de producción limpia como material reciclado de botellas plásticas recuperadas del mar. Igualmente, fibras naturales como la alpaca y algodón reciclado”, cuenta Francisco Sepúlveda, Director creativo de Xzae.

En los vestidos, chalecos, ruanas, capas y bufandas, la afinidad con el medio ambiente se nota en cada propuesta novedosa: prendas con cero cortes o cortes mínimos con un desperdicio apenas del 5%, incluso piezas sin excedentes textiles; creaciones con materiales reutilizados como solución a los desperdicios textiles y diseños multifuncionales con hasta diez formas de uso.

“Los hilos los reutilizamos en bordados y los excedentes en la confección de accesorios como monederos y cuellos, así como en empaques, aunque estos también los elaboramos a base de maíz”. Innovaciones en las que Francisco trabaja para consolidar una sostenibilidad en toda la cadena de valor, a tal punto que, en el momento, experimenta en el diseño de botones a base de hilos encapsulados.

El sello Xzae está respaldado por un equipo base de trabajo y por un grupo de madres cabeza de familia, quienes hacen parte de algunos procesos de acabados.

Experiencias como estas se replican entre las 96 empresas registradas en Corponariño, con el esfuerzo diario de avanzar en sus planes de mejora que son la hoja de ruta que entrega el equipo de Ventanilla de Negocios Verdes, integrado por profesionales en las áreas ambiental, de comercio y mercadeo.

“Desde que el negocio se registra, el acompañamiento es integral a fin de que sus procesos productivos se consoliden con criterios de sostenibilidad ambiental que son los que el programa califica para que sean certificados con el aval de confianza”, expresa el Coordinador de la Ventanilla, Francisco Chaves.

Otras características que potencian a los negocios es que, además de trabajar el componente ambiental, se esfuerzan en promover los componentes empresarial y social. Atributos que suman para lograr ser certificados. Xzae es una de las 30 empresas del Programa de Negocios Verdes con certificación a la fecha.

“El aval de confianza nos amplió el horizonte de las oportunidades. En el 2020 fuimos invitados al evento virtual “Montecarlo Fashion Week”. Gracias a ello logramos entrar al mercado de México”, asegura Francisco Sepúlveda, Director creativo de Xzae, quien también participa de la Feria Virtual de Negocios Verdes, con la expectativa de un mayor alcance para sus productos; la misma con la que otros               emprendimientos participan.

“Aún no hemos sido certificados; pero gracias al avance en la implementación de nuestro plan de mejora, valoramos que Corponariño nos haya incluido en la Feria Virtual y ¡vamos por la certificación!”, dice Catalina Buesaquillo, Representante Legal de Thaniy. Lo manifiesta, convencida de las oportunidades que la Corporación            les ha brindado.

“En unos días tendremos nuestra primera rueda de negocios. Una empresa nariñense nos contactó. Está muy interesada en el desengrasante que producimos. Somos cuatro miembros de mi familia que trabajamos por este sueño de color verde. Pocos, pero entusiastas y emprendedores”.