El Plan de desarrollo departamental “Mi Nariño, en defensa de lo nuestro” incorporó el enfoque de género, en una apuesta por la eliminación de las violencias y la desigualdad. La SEGIS se encargó de incidir en este proceso con el apoyo de ONU Mujeres

Liderar programas sociales de manera que transformen positivamente la vida de la población, requiere de disciplina, sacrificio, amor y empatía, así lo ha hecho Carmen Elisa Olaya a lo largo de su vida, y ahora desde la Secretaría de Género e Inclusión social (SEGIS ) de la gobernación de Nariño.

Son múltiples las necesidades que atiende esta dependencia, las cuales se acrecentaron con el confinamiento que ya lleva más de cinco meses. Mujeres, trabajadores sexuales, madres cabeza de hogar, discapacitados, niñez, juventud, adulto mayor, y personas LGTB, y habitantes de calle, son las poblaciones que ocupan todos sus esfuerzos.

Así como aumentaron las problemáticas, la SEGIS de Nariño, bajo la dirección de Carmen Elisa, intensificó su trabajo, llevando apoyo de todo tipo hasta los hogares en donde permanecen las familias y personas afrontando la crisis. Ya son más de 19.000 mercados entregados en los diferentes municipios, además de elementos de protección, y dotaciones a los Centros Vida del Adulto Mayor, trabajo que realiza de maenra articulada con las alcaldías municipales.

No solo se trata de entregar ayudas, también es importante que la población objetivo pueda ser autosuficiente, por eso la Secretaría constantemente divulga y conecta a los diferentes grupos poblacionales con iniciativas como la denominada "Oportunidades Pacíficas Mujeres Rurales", o las de "Generación y Gestión de Proyectos- Crea tu modelo de negocios "," Oportunidades para crear empresas "a través del Fondo Emprender y otras fuentes de financiación, y la Ruta de Emprendimiento y Orientación Ocupacional para personas en situación de discapacidad.

También ofrece capacitaciones entre las que están las jornadas virtuales de educación financiera, dirigidas a la mujer emprendedora. El Plan de desarrollo departamental “Mi Nariño, en defensa de lo nuestro” incorporó el enfoque de género, en una apuesta por la eliminación de las violencias y la desigualdad. La SEGIS se encargó de incidir en este proceso con el apoyo de ONU Mujeres, con lo cual, el gobernador implementará el trazador presupuestal de género, que permite identificar las asignaciones presupuestales destinadas a reducir las brechas de desigualdad, usando indicadores puntuales, entendiendo la igualdad de género como uno de los objetivos de desarrollo sostenible.

El Plan de Desarrollo departamental "Mi Nariño, en defensa de lo nuestro", incorpora el enfoque de género, en una apuesta por la eliminación de las violencias y la desigualdad

El esparcimiento y la atención psicosocial también ocupan un lugar primordial en la SEGIS, con los que se pretende mitigar un poco la afectación emocional que implica la situación que vive la población nariñense. Con la campaña “Asómate a la ventana”, que se adelanta con la Policía Nacional, “Gestando Cine” y “Nariño Joven”, la comunidad de diferentes zonas tienen una noche de cine, que con una enorme pantalla de proyección iluminó los hogares, terrazas y ventanas, permitiendo llevar a los niños, niñas y adultos un mensaje de paz y espe-ranza en medio de la situación que se vive por la pandemia.

También son múltiples los foros, eventos virtuales, conversatorios que se desarrollan todos los días para brindar atención en todos los sentidos. Se unieron al “Evento virtual “Canto por Nuestro Pacífico. Solidaridad por mi Nariño” que se realizó el sábado 11 de julio durante todo el día, y cuyo propósito fue recaudar fondos destinados a la salud, protección y bienestar de las comunidades de nuestra bella región Pacífica” explica Carmen Elisa, quien conoce más que nadie las necesidades de este territorio, ya que proviene de una zona rural de Tumaco donde no solo fue testigo de los horrores causados por el conflicto armado, sino que fue víctima directa de ellos: varios familiares suyos fueron asesinados.

Las mujeres requieren de apoyo integral, por eso la labor en la Secretaría está enfocado a facilitar el acceso a la atención y ayuda

Pasando por encima del dolor y las dificultades, se tituló en Licenciatura en Educación preescolar, especialista en pedagogía, y Magíster en Enseñanza de las ciencias. Con esa formación inició decidida su trabajo por la comunidad y las otras víctimas. En 2018 salió del municipio por amenazas, pero continúa trabajando desde donde esté por su gente, especialmente por las mujeres, que además de enfrentar las mismas problemáticas de todos los pobladores, deben lidiar con las que implica pertenecer al género: “Las mujeres de Tumaco, a menudo nos enfrentamos a múltiples discriminaciones, partiendo por el género, siguiendo con la raza, pasando por la falta de oportunidades, y por el hecho de que somos las principales víctimas de violencia sexual” afirma.

Y no solo en esa zona, en todo el departamento las mujeres requieren de apoyo integral, por eso la labor en la Secretaría está enfocado a facilitar el acceso a la atención y ayuda. Carmen Elisa resalta que “La pandemia aumentó la violencia de género, y esto se debe a muchos factores culturales, entre los que está la dificultad para que se acepte el liderazgo e independencia de una mujer. Se han articulado las rutas para la atención de las víctimas de violencia con la Dupla violeta, para que ese acompañamiento se dé de manera oportuna y efectiva.

Con la campaña “Asómate a la ventana” la comunidad tiene noches de cine, que iluminan los hogares, balcones, terrazas y ventanas

En los casos más críticos, donde la víctima de violencia intrafamiliar o violencia de género necesite salir de su casa por riesgo de su vida, la Secretaría tiene a disposición las Casas Albergue en las que se garantiza a las mujeres víctima y a sus hijos, techo, alimentación y asesoría durante el tiempo que sea necesario. En muchas ocasiones, salir del círculo de violencia también requiere de una oportunidad para tener independencia económica, para lo cual la Segis ofrece un programa muy importante de emprendimiento que ofrece a las mujeres educación financiera.

Se denomina la “Casa de las Mujeres Emprendedoras. Aunque en la actualidad esta casa no tiene un espacio físico, se trabaja con las participantes desde sus casas, donde avanzan día a día hacia la construción de un proyecto productivo propio. ”Aprovechando al máximo los recursos disponibles, y poniendo al servicio de los programas sociales de la Secretaría de Equidad de Género e Inclusión Social toda su experiencia y vocación, Carmen Olaya ha logrado conectarse con las realidades y necesidades de los diferentes sectores de la población. El haber conocido en carne propia la pérdida, la violencia, y la discriminación, son su mayor motivación para continuar abriendo caminos hacia la verdadera equidad e inclusión.