Un grupo de mujeres afro escucha atento a su “profe”. El aula es un invernadero, y en vez de cuadernos la herramienta de estudio que tienen cada una en sus manos, son plantas que llevan poco tiempo de haber germinado

Las instrucciones son impartidas con claridad y firmeza, aunque de vez en cuando un apunte entre frases hace reír a las alumnas, haciéndolas olvidar por un momento de las preocupaciones que las aquejan en su día a día, en esa rutina de los quehaceres propios de la mujer que vive en estas zonas rurales (corregimiento de Robles, Valle del Cauca), y de la cual con mucho esfuerzo han sacado tiempo para aprender más acerca de una tarea sencilla pero fundamental para el medio ambiente: germinar, sembrar, abonar y cuidar diferentes variedades de plantas, que en este caso puntual, están destinadas a salvarle la vida a un humedal a través del amarre vegetal de sus bordes, uno que impida que estos se sigan desmoronando.

Al mismo tiempo, están rescatando especies que guardan un valor incalculable para la salud humana: las denominadas plantas medicinales. La idea de hacer el amarre del borde del humedal precisamente con este tipo de cultivos, surgió de Germán Arenas, el profe que les está transfiriendo su conocimiento.

Germán es un nariñense que trabaja hace más de 8 años en la consolidación del proyecto verde Colombia Health Garden. Es un apasionado por enseñar lo aprendido, porque de esa manera transforma la visión de la gente hacia una de trabajar por un bienestar sostenible. También le motiva la dinámica educativa porque aprende de las personas a las que capacita, de sus experiencias, conocimientos e historias de vida.

la esenia del proyecto de los Jardines de salud implementados por Germán en diferentes zonas del país, aportan al propósito de un mundo más verde desde todo sentido: son lugares para hacer turismo ecológico, de conservación de especies, de producción limpia de derivados para salud, que constituyen el material para     proyectos verdes.

Germán conoce bien el poder terapéutico y curativo de las plantas, y quiere que todos lo conozcan también. Siendo oficial de la Armada Nacional sufrió un atentado que le dejó graves heridas, causantes de una pérdida 63% de su capacidad física (según la evaluación de los médicos) y dolores neuropáticos crónicos, cuyo manejo implicó un tratamiento con una larga lista de medicamentos con efectos secundarios. Buscando una alternativa empezó su investigación acerca de las plantas medicinales.

Han sacado tiempo para aprender más acerca de una tarea sencilla pero fundamental para el medio ambiente: germinar, sembrar, abonar y cuidar diferentes variedades de plantas

Poco a poco, especies como la Pasiflora, la Caléndula, el Cannabis, la Manzanilla, el Gofrey y muchas otras, empezaron a reemplazar los fármacos y se volvieron parte fundamental de su tratamiento para recuperar el bienestar en cuerpo y mente.

Así también descubrió que hay numerosos tipos de plantas con propiedades para casi todas las dolencias del ser humano y de los animales. “Poco a poco dejé de necesitar ciertos medicamentos al reemplazarlos con extractos de plantas como la Lavanda, la Equinácea, el Epilobio y muchas otras. Es irónico pensar que cuando hacía operaciones quemaba gran cantidad de flores de cannabis, y ahora la cultivo en mis jardines, la defiendo, porque el problema no está en la planta, sino en quién y cómo la usa”, afirma.

Los jardines a los que se refiere tienen una particularidad: son dedicados a las plantas con propiedades medicinales y terapéuticas, de ahí el nombre de la asociación Colombia Health Garden, de la cual es gerente fundador. Estos espacios además de dedicarse al cultivo de plantas medicinales, están organizados como lugares turísticos en los que nacionales y extranjeros pueden conocer las especies de plantas, polinizadores, aves y otros animales que están a su alrededor, además de procesos para obtener extractos y muestras de la cultura que se ha generado alrededor de ellas lo largo de la historia.

descubrió que hay numerosos tipos de plantas con propiedades para casi todas las dolencias del ser humano y de los animales

La idea está inspirada de Europa, donde el tema de la fitoterapia es muy importante y se puede catalogar como un movimiento. La Universidad de Barcelona por ejemplo, ofrece una maestría “en la cual se profundiza acerca de las denominadas drogas vegetales, y con base científica se estudian los poderes, propiedades, y riesgos en el uso de las plantas”, explica Germán.

Alrededor de las plantas medicinales existe un gran potencial en diferentes frentes del desarrollo sostenible: salud y bienestar, trabajo decente y crecimiento económico, ciudades y comunidades sostenibles, acción por el clima, vida de ecosistemas terrestres, y alianzas para lograr los objetivos.

El de Salud y bienestar (ODS 3) está cubierto en la naturaleza misma de los Health Gardens, mientras que el cultivo y transformación de las plantas ofrecen una oportunidad de trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8).

Las ciudades y comunidades empiezan a ser sostenibles (ODS 11) cuando abren espacio a tener en sus casas y terrenos plantaciones que forestan, y esta tarea constituye una efectiva acción por el clima (ODS 13) y por la conservación de los ecosistemas terrestres (ODS 15).

Cabe resaltar que los árboles frutales también ofrecen beneficios para la salud, además de ser el hogar de miles de especies, mientras que las plantas son sustento de los polinizadores como abejas y otros, fundamentales para el planeta.

los jardines están organizados como lugares turísticos en los que se pueden conocer las especies de plantas, polinizadores, aves y todo el ecosistema en torno a ellas

"Cuando realizas buenas acciones, ese solo hecho es una terapia, y hoy en día no creo que exista una mejor acción que mejorar o recuperar la salud propia y ayudar a la comunidad a que también lo haga de forma natural, por medio del cultivo de plantas y árboles, porque es bienestar para todas las especies vivas, para los cuerpos de agua. Alimentarnos bien se traduce en salud, convivir con plantas y animales con respeto y empatía, además, es estabilidad emocional en un momento en el que lo necesitamos tanto. Entonces cuanto antes empecemos a pasar de la intención a la acción, tendremos más pronto un planeta mejor". Esto lo dice Germán con tono entusiasta y decidido, demostrando así que sigue siendo un comando, aunque ahora usa nuevas armas y un poder de combate diferente. Su objetivo en los jardines de salud también es de alto valor: derrotar la contaminación, la deforestación, las enfermedades y lograr que todos sean soldados, guerreros protectores del ambiente, comandos entrenados para “cultivar calidad de vida”.