En Colombia se han dado avances en el  acceso a derechos por parte de las mujeres,  sin embargo este grupo poblacional aún  experimenta amplias brechas que se han  hecho más visibles a raíz de la crisis por la  pandemia Covid-19

Por: Observatorio de Género de Nariño

Las medidas tomadas en el  estado de emergencia han  puesto de manifiesto diferentes afectaciones a las mujeres,  producto de los estragos de una  historia que ha posicionado a hombres y mujeres en diferentes roles y  espacios en la esfera de lo público  y lo privado, y que aún hoy en día  repercuten en condiciones y oportunidades desiguales para el acceso a derechos.  

Menores oportunidades de trabajo, informalidad laboral, desempleo, feminización de ciertas actividades económicas, sobrecarga del  trabajo doméstico y de cuidados no remunerados, y el aumento de las  violencias basadas en género, son  algunas de las manifestaciones de  esta desigualdad, que si bien se ha  disparado durante la pandemia del  Covid-19, hacen parte de la cotidianidad no solo del departamento de Nariño, sino de muchos lugares del  mundo.

Ante la crisis económica,  las primeras afectadas son  las mujeres En Nariño, las mujeres constituyen el 51,21% de la población del  departamento . El 54%87% vive en zona rural y 45,12% en zona urbana. El porcentaje de población en  edad de trabajar es similar para  hombres y para mujeres (80% ), sin  embargo, mientras el 76,4% de los hombres en edad de trabajar participan en el mercado laboral, solo  el 55,04% de las mujeres lo hacen,  es decir, hay una brecha de 21,40  puntos porcentuales. Así mismo, el 73,07% de los hombres en edad de trabajar tiene un empleo, y el desempleo es del 4,36,  mientras que tan solo el 50,3% de  las mujeres se encuentran ocupadas y la tasa de desempleo es del  8,61. Es decir, el desempleo afecta  el doble a las mujeres. Adicionalmente, según el índice de feminización por actividad económica , en el departamento de Nariño existe una  infrarrepresentación de las mujeres  en el sector primario y secundario  de la economía, mientras existe una  feminización del sector terciario,  precisamente el sector más afectado con la pandemia Covid-19. Las actividades de limpieza de edificios  y servicio doméstico, restaurantes,  peluquerías y locales comerciales  de Nariño, generan empleo para  64.837 mujeres. Esto indica que el 88,54% de quienes trabajan en  este sector económico mayormente afectado por el cierre obligatorio,  son mujeres, mientras que las actividades que han ido reabriendo parcialmente dentro de los sectores  primario y secundario, hay infrarrepresentación de las mujeres.

Frente a la informalidad del trabajo femenino, se identificó que  de las 64.837 mujeres que se desempeñan en las actividades previamente mencionadas, el 94,5%  trabajan en condiciones de informalidad, sin prestaciones sociales.  Se estima que tan solo el 17,1% de  las mujeres que trabajan en el departamento de Nariño, hacen aportes al sistema de seguridad social.

Trabajo doméstico y de  cuidados no remunerado:  

el triple rol de la mujer “El trabajo doméstico y de cuidados no remunerado”, hace referencia a todas aquellas labores que son  requeridas para el mantenimiento  de las personas y se realizan en  el hogar. Incluye actividades como  alimentación, mantenimiento de  vestuario, limpieza y mantenimiento de vivienda, compras y administración de la casa, cuidado y apoyo  de personas, y el trabajo voluntario.

Estas actividades se realizan principalmente por las mujeres -como se  evidencia a continuación-, y obedece a la asignación histórica que las  sociedades patriarcales han establecido. En el periodo de confinamiento  se considera que dichas actividades pueden verse incrementadas, dificultando el descanso y el tiempo para sí  mismas.

Para el caso de Nariño, se encontró que las mujeres destinan 54,66  horas de su semana al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado . Frente a los oficios domésticos, el mayor número de horas de  dedicación se ha concentrado en las mujeres entre 57 a 70 años, quienes  dedican 26,06 horas semanales a dichos oficios, mientras que los hombres en este mismo grupo de edad  destinan 10,46 horas semanales.  Menos de la mitad de las horas que  dedican las mujeres .

En cuanto al cuidado de niñas y  niños, las mujeres dedican 21,97 horas por semana y los hombres 12,20  horas semanales. El 48,07% de las  mujeres nariñenses se dedican a  esta actividad en comparación de un  27,29% de los hombres. Las adultas mayores, más allá de su periodo de  fertilidad, dedican más horas semanales al cuidado de niñas y niños  que un hombre en cualquier edad.

Por su parte, en el cuidado de personas adultas mayores y con discapacidad, se observa que el promedio  de horas semanales dedicadas por  las mujeres nariñenses es de 16,00  horas, mientras que el de los hombres es de 9.69 horas. Las mujeres  entre los 50 y 70 años son quienes  más tiempo dedican al cuidado de  adultas y adultos mayores y personas en condición de discapacidad  con una dedicación de 18,               48 horas semanales.

Existe una evidente feminización  del trabajo doméstico y de  cuidados no remunerados en el  departamento de Nariño. Por cada 67 mujeres en esta  posición ocupacional hay un  hombre en trabajo doméstico. La  corresponsabilidad en los hogares  es todavía lejana

Violencia basada en género comparativo primer  cuatrimestre  2019 -2020:

El Instituto Nacional de Medicina Legal reporta 300 casos de violencia de pareja denunciados entre los meses de enero a abril de 2019, frente a 234 casos  denunciados en los mismos meses para el 2020. En relación con casos por presunto delito sexual, se informa que para el primer cuatrimestre de 2019 fueron  59 frente a 23 casos entre enero a abril de 2020. El Observatorio de Género  de Nariño ha evidenciado desde el año 2015 que el lugar donde más se presenta violencia basada en género en el departamento, es el hogar, y que son las  parejas y exparejas las principales agresoras (Boletín Cifras Violeta I,II,III y IV).  En ese sentido, si bien las cifras de violencia contra mujeres suministradas por Medicina Legal no reportan un incremento para el periodo de confinamiento  es importante tener en cuenta el subregistro en estos casos y analizar que  las dificultades para denunciar pudieron haberse incrementado, entre ellas  están, el cierre de las instituciones, la reducción de días para salir de la casa,  el alejamiento de la red sociofamiliar. De ahí que es estratégico seguir promocionando las líneas especiales creadas para asesoría en estos casos, como  también para realizar denuncias (Dupla Naranja: 3022878304 - 3157410313,  Dupla Violeta: 3178203923 – 3007473482, Centro de Contacto de la Fiscalía,  línea 122.)

El Observatorio de Género de Nariño ha  evidenciado desde el año 2015 que el lugar  donde más se presenta violencia basada en  género en el departamento, es el hogar, y  que son las parejas y exparejas las principales agresoras…

Cerramos este informe con un dato contundente: ante la crisis sanitaria, el  74% del personal que contiene la pandemia es mujer. Estamos hablando de  cerca de 14.281 mujeres que, desde sus actividades en relación con la salud  humana, están conteniendo la crisis sanitaria del departamento. Muchas de  estas mujeres son madres, cumplen doble y hasta triple jornada laboral entre sus actividades en su lugar de trabajo y su hogar. La presión y riesgos a  su salud que implica esta posición ocupacional, hace imperioso su reconocimiento y la revisión de sus condiciones de trabajo, de las oportunidades que  se podrían ofrecer.