Agenda elaborada con cuero de pescado- Cuero peZ

Cuidan el medio ambiente, enseñan y aprenden de su experiencia.Dos mujeres jóvenes con ganas de aprender, enseñar y sobre todo, capaces de hacer realidad sus sueños, se aventuraron a hacer empresa de las maneras más curiosas posibles.

Por: Gema Lucy Molina.

Dos mujeres jóvenes con ganas de aprender, enseñar y sobre todo, capaces de hacer realidad sus sueños, se aventuraron a hacer empresa de las maneras más curiosas posibles: elaborando aceite de aguacate cien por ciento natural y trabajando con cuero de pescado. La historia de estas mujeres se asemeja profundamente, Carmen Alicia Montero y Gloria Guerrero son Ingenieras, egresadas de la Universidad de Nariño; ellas empezaron a gestar sus ideas en su trabajo de grado, y “sólo en el mundo de afuera” como dicen, pudieron hacer realidad lo que estaba en teorías.

                                                 Aguacate al cien

Carmen Alicia, “la profe”, como la llaman sus alumnos del Colegio Industrial Agustín Agualongo del corregimiento de La Laguna, es Ingeniera Agroindustrial y con ayuda de sus estudiantes experimenta en la creación de fórmulas y productos. Fueron cinco años de continua prueba y ensayo, primero desde las aulas y después de manera particular dieron su fruto. “No sabía qué hacer con mi cabello”, confesó al preguntarle de dónde había surgido la idea; estaba harta de untarse el pelo de aguacate para tratar de controlar su melena.  La experimentación constante, la adecuación de instrumentos de manera artesanal y el tesón, hicieron que el valioso producto por fin resultara. “Este es un aceite totalmente natural, libre de químicos y aditivos”, recalca                con vehemencia.

                                                         ¡Milagroso!

Carmen Alicia habla con alegría de su producto, “ha dado mejores resultados de los que esperaba cuando empecé a experimentar, resultó que la consistencia de este aceite es ligera y muy parecida al del aceite natural de la piel, se puede usar sin temor en el cuero cabelludo y pelo”. Según explica la ingeniera, el aceite contiene clorofila que ayuda en la reconstrucción de tejidos dañados y es antioxidante ante los efectos del medio ambiente “por lo tanto se usa para combatir el envejecimiento y la resequedad y algunas personas afirman haber recibido beneficios de aparición de cabello”. “Camaros”, la empresa agroindustrial especializada en la esencia de aguacate acaba de nacer, no sólo representa un producto novedoso, sino un cúmulo de anhelos y un ejemplo para los jóvenes del área rural de Pasto, que pueden encontrar en su tierra posibilidades de generación de industria .

                                                 Pez, cuero único

Gloria Guerrero imaginó su empresa “Cuero Pez”, más o menos en el 2008, finalizando su carrera como Ingeniera Acuícola, con un estudio de factibilidad miró los resultados e inició sin detenimiento. El negocio empezó a consolidarse en el 2010, y sólo a finales del mismo se dió a conocerse. Hoy en día, tiene un equipo de trabajo establecido del que hacen parte artesanas expertas en trabajo en cuero y bisutería; un abogado que, a la vez, se desempeña como artesano; un maestro en artes plásticas, que se encarga de la elaboración de billeteras y carteras a mano; otra persona que trabaja marroquinería, encargado de la elaboración de bolsos y calzado, y un licenciado en artes, que hace diseños personalizados de agendas.

                                              Pescado, ¿de dónde?

Pieles de peces como Dorado, Perla y Morliza, son la materia prima para la empresa de Gloria y su familia, pero ¿de dónde proviene? “Tenemos una Costa Pacífica que debemos aprovechar, pieles que hasta hace unos meses se tiraban al mar, que terminaba contaminado y generando un alto impacto ambiental. El material proviene de ahí, de los desechos pesqueros y del trabajo de pescadores artesanales que tienen una posibilidad de aumentar sus recursos”, dice esta ingeniera acuícola. Según Gloria, la calidad del este cuero es inmejorable, “su textura es única. Ninguna escama es igual a la otra, lo que hace bello y exclusivo cada producto”. La Ingeniera Acuícola cuenta que hicieron pruebas de resistencia en las que se comprobó que la piel del Pez Dorado es más resistente que el cuero de bovino, y además, es mucho más fácil de manejar. “Nuestro productos son únicos, tenemos una formula especial de curtación muy diferente al cuero de bovino en el que no hacemos uso del cromo, por el contrario, trabajamos con productos totalmente naturales, minimizando el impacto ambiental”, señaló. La calidad de los productos de Cuero Pez los convierte en dignos trabajos de exportación, los bolsos los accesorios y cada pieza de Cuero Pez, según afirma Gloria, son inimitables, elaborados con amor y detenimiento.