Tradición: del latín traditio, traditionis, que viene del verbo tradere, que significa ‘poner en manos de otro’.

En las piezas elaboradas en madera se aplican las láminas del Barniz de Pasto mopa mopa.

El Barniz de Pasto mopa mopa hace parte de la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del Departamento de Nariño desde septiembre de 2014, debido a que es una tradición viva, única, colectiva, dinámica, con un alto valor simbólico referente de la identidad pastusa y nariñense.

Es una de las técnicas artesanales más representativas del mestizaje hispano- americano, teniendo en cuenta que por varios siglos las diferentes culturas que han habitado la región del suroccidente de Colombia, y los países de Ecuador y Perú, la utilizaron como parte de los intercambios culturales y comerciales desde periodos prehispánicos (fase Piartal de los Pastos, desde el siglo X d. C.) hasta la actualidad y que ha trascendido a otras regiones que incluyen Latinoamérica, Estados Unidos y
países que conforman Europa. La técnica artesanal consiste en proteger, impermeabilizar y decorar artísticamente objetos de uso cotidiano elaborados en madera, con diseños trazados en láminas adheribles que se obtienen al procesar la resina vegetal que se extrae del mopa mopa (Elaeagia pastoensis mora), arbusto que se encuentra y recolecta en el piedemonte amazónico putumayense y en algunas zonas de dispersión cercanas. El proceso consiste en recoger los cogollos, limpiarlos, macerarlos, calentarlos en agua para malearlos, añadirles color mineral, animal o vegetal, luego extenderlos en amplias y delgadas láminas en las que el maestro barnizador utiliza las manos y boca, y con su creatividad y conocimiento, transmitido de generación en generación, produce obras únicas.

La decoración con Barniz de Pasto mopa mopa ya existía en la región antes de la llegada de los españoles y sufrió importantes cambios con el mestizaje.

En el barrio Tamasagra de la ciudad de Pasto se ubica el taller del reconocido maestro Gilberto Granja, quien aprendió la técnica en talleres y procesos artesanales creativos con otros sabedores hace ya más de medio siglo. Este aprendizaje generó un cambio en la dinámica de herencia familiar,ya que el maestro ha transmitido el conocimiento a sus hijos. El maestro Granja, a quien Artesanías de Colombia le otorgó la Medalla a la Maestría Artesanal en 2009, ha especializado su trabajo en figuras prehispánicas y de la naturaleza.El conocimiento heredado de las culturas indígenas del departamento, presente en la cotidianidad del campo y el contacto constante con la naturaleza, lo ha inspirado para aplicar los colores y realizar las diferentes formas que han dado vida a importantes piezas como jarrones y bargueños, expuestos en importantes escenarios a nivel nacional e internacional. El Barniz de Pasto mopa mopa es un arte que está enraizado en las tradiciones, usos y costumbres de la región. El origen de la palabra ‘tradición’ viene del latín traditio, traditionis, que a su vez viene del verbo tradere, que significa ‘poner en manos de otro’.

El maestro José María Obando, reconocido por ser el artesano del Barniz de Pasto mopa mopa más veterano, hereda los conocimientos familiares de la decoración.
“Trabajo esta artesanía desde el año 1955 después del fallecimiento de mi señor padre. Tuve que dejar mis estudios y seguir ejerciendo esta labor artesanal en mi familia. Desde ese tiempo estamos en este proceso y necesariamente lo transmitimos tal como lo han hecho nuestros antepasados: de padres a hijos, en familias, y dado esto, tengo en mi familia ya 6 personas que trabajan: 3 mujeres y 3 hombres, dos hijos, dos sobrinos y ahora dos nietos que están trabajando esta artesanía. Si uno quiere estar en esta actisto, viva vidad o trabajar en la misma, lo primero que debe aprender es la preparación de la materia prima. Esto es un poco engorroso, pero nosotros en la familia lo hemos difundido, y en mi caso ya voy para 60 años de trabajo continuo, muy gustoso de mantenerla, de tenerla, ya que verdaderamente somos representativos en Pasto, Nariño y Colombia”, explica el maestro Obando.

El maestro Obando es considerado el artesano vivo más veterano de la decoración con Barniz de Pasto mopa mopa.

La producción de los artesanos en Nariño es el resultado del pensamiento afectivo, es decir, que las piezas plasman pensamientos o sentimientos del artesano en el preciso momento que realiza su obra. De este modo, las artesanías también son símbolos que guardan la información del pasado, del conocimiento de los pueblos originarios en el territorio y de las historias de las diferentes culturas que habitaron e influenciaron en las dinámicas sociales, políticas, religiosas y económicas de la región.

Las obras de los artesanos sintetizan en un producto la materiay espíritu, la forma y el símbolo. Esto se ve también en el uso de materias primas vegetales, como el mopa mopa y la madera, y en el trabajo del artesano en relación al producto, y aunque muchos significados de lo que hace están ocultos o son desconocidos permanecen insistentemente en el tiempo generando memoria a través de lo cotidiano.

Piezas elaboradas por el maestro Jesús Ceballos.