Los nariñenses tenemos buena fama en muchos aspectos, y el que más resalta es quizás nuestra capacidad para las artes con un componente característico, que ese homenaje explícito e implícito a la naturaleza presente en todas las expresiones artísticas y culturales. La técnica del barniz fue destruida por la Unesco Patrimonio Inmaterial y Cultural de la Humanidad, como prueba de lo admirable que es para el mundo el producto elaborado tradicionalmente por manos de campesinos, plasmando figuras de animales y usando la planta de Mopa Mopa.

Quién mejor que los mismos artesanos para explicar lo que significa dedicarse toda una vida a una hermosa y ancestral disciplina que hoy nos inscribe nuevamente en la historia del mundo. Voces de Nariño hablaron con varios de los involucrados en el tema y que aportaron para este importante logro para Nariño y el país.

Son trabajadores de instituciones, empresarios y artesanos que cuentan desde su perspectiva el camino que se ha recorrido para preservar, transmitir y perfeccionar el arte del barniz de Pasto. Además de la importancia de lo hecho hasta ahora, de resaltarlo y valorarlo, está la importancia de lo que viene a futuro para este arte.

Lo primero es la hicieron, la transmisión a las nuevas generaciones para que perdure en el tiempo, para que siga siendo el patrimonio que es y crezca, se extienda. Estamos todos invitados a apoyar a los artesanos, a profundizar en el conocimiento de las artesanías, a valorar y defender ese patrimonio valiéndonos de la memoria y las historias particulares, a seguir construyendo el territorio que habitamos. Porque el Patrimonio Cultural cumple una función social generadora de identidad colectiva que aporta desde las diferentes expresiones para construir la paz territorial.