La familia es fundamental en la educación de un niño, de ella los pequeños aprenden valores como el respeto, la convivencia, y la solidaridad. El colegio Javeriano de Pasto, a través de Asofamilia involucra a los padres en el proceso de formación de sus hijos también dentro del colegio

"Tuvimos que cambiar el paradigma de las clases de la memoria, ahora el aprendizaje en nuestro hijo es más crítico, y nosotros tenemos que participar en su aprendizaje de otra manera”, afirma Nicolás Cabezas, padre de un alumno javeriano, acerca del acompañamiento que a través de Asofamilia, él y los demás padres han podido hacer a todos los procesos de la innovación pedagógica. “Vemos cómo él logra integrar los proyectos y lo hace con afectividad y espiritualidad. El proyecto de grado de ellos incluye todo, no solamente crecen académicamente, ellos crecen como personas,interactúan más con el medioambiente, se preocupan por los animales, por cuidar la naturaleza y además lo vemos como más preocupado por la lectura porque tiene que investigar más, porque es como más responsable de las actividades que le encomiendan en su mesita de trabajo”, agrega.

Ahora los padres de los alumnos conocen a profundidad y desde la experiencia, la pedagogía y actividades a través de las cuales se están formando sus hijos: “Tenemos un Chat al que por ejemplo, enviaron una foto de lo que estaban almorzando los niños, y un padre comentó sorprendido ‘¿Cómo es que está pidiendo esa cantidad de ensalada?’ (risas) Si tú te das cuenta eso hace que cambie la parte nutricional de la familia completa, es un cambio muy bonito”, comenta Hernán David Citelli, padre de otro alumno.

Lograr que toda la comunidad entienda la dimensión y enfoque de las dinámicas del colegio San Francisco Javier ha sido prioridad para la institución, y siendo los padres quienes tienen en sus manos la elección del lugar donde se formarán sus hijos, los directivos y docentes buscaron la manera de mostrar a plenitud las bondades de esta nueva forma de crear seres humanos integrales.

Las Salidas Pedagógicas y el aprendizaje cooperativo son conceptos que los integrantes de Asofamilia manejan y comprenden. Saben que sus hijos están aprendiendo de sociales, geografía, biología, matemáticas y de todas las asignaturas                                   a través de vivencias.

Los niños y jóvenes se sienten ahora, gracias a esta participación de sus padres, más confiados y tranquilos para compartir con ellos inquietudes y opiniones. Cuando están preparando algún trabajo para el colegio, en su casa saben exactamente de qué se trata y por qué: “Me encanta, me parece que los niños se vuelven mucho más autónomos, se fortalecen y se les mejora mucho su propia capacidad de resolver problemas. Sabemos de todas las actividades, pero ya no nos toca como antes terminar o ayudar a hacer cosas que al final nadie sabía de qué se trataba. Ellos son los que hacen, y vemos que entienden perfectamente la pertinencia y razón de lo que hacen” comenta Hernán Citelli refiriéndose a la evolución que ha visto en su hijo.

Los comités deportivos son otra forma de participación de los padres. Por cada disciplina deportiva hay un grupo de ellos encargado de organizar y gestionar iniciativas que permitan a los jóvenes fortalecerse en términos competitivos. Estos comités, como lo explica Oscar Coral, miembro de Asofamilia, tienen la intención de “lograr que los niños y jóvenes no tengan que buscar espacios por fuera del colegio para practicar fútbol y otros deportes, sino que los tuvieran aquí”. Son más de 700
niños inscritos en deportes y en otras actividades después de las 4:30, que incluyen porrismo, fútbol, baloncesto, ajedrez, pin-pong, tenis, natación, patinaje, gimnasia, voleibol, música y danza. “Todas las actividades que nosotros conocemos                          están funcionando.

Nos gustaría mucho y estamos planeando montar más áreas o disciplinas que sean llamativas para los niños, para que todos se queden hasta las seis de la tarde haciendo alguna actividad diferente”, comenta.

La participación de las familias en la innovación pedagógica ha dado como resultado el entendimiento de la pertinencia de los nuevos procesos, de haber evolucionado en la educación. Los padres han evidenciado esto con anécdotas como la que narra Mauricio Santacruz Ruíz:“Mi esposa, hace dos años tuvo que viajar todo el año a Cali porque estaban haciendo un seminario taller en la empresa donde ella trabaja, y el día en que se enteró que la niña tenía un grupito de trabajo en el que tenían un coordinador adjunto, tenían una secretaria y un coordinador, dijo: eso es lo que estamos haciendo en Cali con el equipo de trabajo, esto es un plan piloto”. Darse cuenta de los procesos que están manejando los niños tienen la misma estructura de los que se desarrollan en el campo profesional, le emocionó: “Ellas ya están manejando un nivel de liderazgo dentro del colegio, tienen responsabilidades y roles de importancia, y eso es perfecto porque el día de mañana los niños tendrán pensamiento de empresarios, porque ya tienen la vocación del valor grupal                     y el manejo empresarial dentro de sus cabezas”, aseveró Santacruz Ruíz.