El éxito no es cuestión del azar,es resultado de una actitud proactiva, perseverante y organizada. Poco conocemos los trabajos que se realizan en nuestro departamento, pero, afortunadamente, cada día el número de empresarios crece y sus productos comienzan a aparecer en el mercado, son alternativas muy significativas, porque comenzamos a pensar  diferente, a soñar con nuevas opciones de trabajo, haciendo a un lado el paradigma que ha impedido formular propuestas capaces de traspasar el tiempo y de tomar esas habilidades propias de los artesanos para convertir un sueño en  algo tangible.

Paola Ximena Cupacán es Diseñadora Industrial de la Universidad de Nariño, especializada en Diseño de Joyas y dueña de la Joyería Khumana, microempresa
que ella creó para elaborar y comercializar anillos, aretes y collares en                      plata, principalmente.

De su vida estudiantil, tiene gratos recuerdos, más aún, cuando gracias a su práctica en ACOPI, ella pudo esbozar lo que podría construir a corto plazo, cada experiencia la aprovechó para indagar, conocer y empezar a hacer contactos con quienes consideró podrían ofrecer su producción.

Su trabajo de grado lo presentó en 2008, cuatro años después de haber terminado materias académicas, por la sencilla razón que su tesis fue la primera en establecer la modalidad en creación de empresa en la Facultad de Diseño. En ese texto, ella presenta una colección de joyería en plata, con todas las descripciones y detalles debidos, pero va más allá de su producto, y con la asesoría de la “Incubadora de Empresas” logra hacer el Plan de Negocios de lo que hoy ha constituido, una organización con un concepto bien definido, dándose el gusto de importar desde Canadá la materia prima y de elaborar un producto artesanal para un mercado exclusivo: las ferias de artesanías y de modas que hoy le han abierto las puertas en Estados Unidos.

Siendo diseñadora, ella está al tanto de cada detalle, desde las fichas técnicas de la colección, el costo de cada producto, la publicidad que va a emplear, hasta el mercado que va a cubrir; pero ha aprendido mucho más, puesto que desde su tesis ella planteó el proceso productivo y el manual de operaciones de cada cargo de su firma, además de tener el estudio financiero proyectado a cinco años; es decir, ella conduce y articula todos los campos de su microempresa y no se queda con lo que tiene, siempre está buscando nuevos mercados y diseños que respondan  a sus clientes.

Su labor es ardua pero constante y con una actitud característica de quien está buscando un mejor porvenir, no se detiene y es consciente que para constituir una
empresa es necesario no sólo desarrollar una habilidad o destreza, es fundamental actualizarse permanentemente en las necesidades del consumidor, en la manera de
dirigir su trabajo y de desarrollarse dentro de un contexto cultural, social y económico como el nuestro.

Sus habilidades las refinó asistiendo a talleres como “Mejora del Oficio” promocionado por “Artesanías de Colombia” entidad a la que tiene una especial gratitud, porque viajó con algunos de sus funcionarios a varios municipios de Nariño con tradición orfebre, para recibir la capacitación que ofrecían y además, para conocer tanto el quehacer artesanal como a los artífices de cada trabajo, para con ellos impulsar su labor a través de las asociaciones.

Funda “Ecléktica”, una asociación donde participan la Joyería Onix, de Martha Córdoba; Juliana Martínez Accesorios, Ploart de Denny Bacca; Xza Desing de Francisco Sepúlveda, Fausto López y Aguanga Accesorios de Martha Moncayo y obviamente Khumana, de estas siete microempresas seis son de egresados de la Universidad de Nariño, En este momento Paola reconoce la pertinencia en la
educación impartida por la institución a la cual perteneció y por el permanente          apoyo ofrecido.

Asociarse les ha facilitado a estos emprendedores su labor diaria, están en permanente contacto y han logrado no sólo capacitaciones a través de Artesanías de Colombia, sino también tener, hoy, la posibilidad de empezar a construir un taller para realizar trabajos que implican espacios con determinados requisitos.

Paola identificó, desde un comienzo, el mercado hacia el cual debía dirigirse y por eso sus ventas están centradas en cinco eventos a nivel nacional: Manos de Oro, en Popayán; Plaza de Toros, de Cali para el Día de la Madre; Feria de los Artesanos en Bogotá; Cali Expo Show y Expo Artesanías. Todo esto implica que tiene un plazo de
dos a tres meses para cumplir con la producción deseada, y en su taller del Centro Comercial Valle de Atriz frecuentemente le ayuda una persona, pero para las ferias se apoya en la Asociación de Joyeros del Pacífico Colombiano.

Khumana es una empresa con una visión que traspasa fronteras, fundada con la ilusión de ser acreditada por su labor y organizada en sus más mínimos detalles, con
el entusiasmo de no detenerse, por el contrario de multiplicarse y ser representante de quienes, con sus manos, fabrican el futuro.