Para los asociados es muy importante abordar la producción entendiendo
el cambio climático global, la crisis ambiental, la extinción de especies, la desaparición de nacimientos de agua, y efectos contaminantes. Por lo anterior, los pequeños productores mantienen el modelo productivo ancestral basado en mini
cultivos de cafés bajo sombra, protegiendo sus entornos ambientales en las diferentes veredas del municipio.

Ancestralmente, la agricultura y la caficultura que hacen los asociados de Asprounión es amigable con el medio ambiente; el proceso organizativo de la asociación apoya con programas de nuevas técnicas de producción limpia y orgánica que son económicamente rentables en la producción de café de alta calidad.

Esto le permitió conseguir en 2011 el certificado FairTraide, el cual garantiza que el café ha sido producido en condiciones de trabajo dignas y comprado a un precio justo que apoya el desarrollo sostenible de la organización. Desde el año 2013 adelanta procesos de producción orgánica y hoy tiene un sistema de control interno
y procesos sociales y agronómicos que le permitirán certificarse en orgánico en pocos meses.

En el 2009 se creó la escuela de agrosembradores: líderes comunitarios que se capacitan en manejo de suelos, aguas residuales y residuos sólidos, así como en la conservación del agua, quienes a su vez ayudan a formar a los socios vecinos a través de herramientas pedagógicas como cartillas o capacitaciones.

Mauro Andrés Mueses Gómez, Maestro Tostador de Asprounión. / Mauro Andres, Master toaster. Foto / Photo: Manuel Noguera Salas

El proceso de formación en los agrosembradores se multiplica en la región (capacitación de campesino a campesino) y se queda en ella aportando al desarrollo endógeno. También se capacita al asociado en temas como derechos humanos, gobernabilidad, asociatividad, género, agricultura orgánica, producción de café de alta calidad, producción de especies menores, política pública y medio ambiente.

Esto ha permitido a la organización fortalecerse en procesos administrativos y toma de decisiones sociales y empresariales. La labor de Asprounión no es solamente económica, si fuera así, ya habrían desaparecido, explicó Burbano Gómez. El objetivo primordial es el desarrollo del ser humano ( la familia Asprounión ) sin que esto impida que la actividad económica de Asprounión sea rentable.

“ Hoy los caficultores estamos trabajando a perdida, si se hace un análisis económico estricto; pero ¿por qué sobrevivimos?, precisamente por el amor que tenemos al campo, por la dedicación que tenemos al medio ambiente, porque pensamos globalmente; no solamente pensamos en Café, poseemos otras actividades y es aquí donde el proceso organizativo tiene gran relevancia, ya que el café lo comercializamos en pergamino, en verde, en tostado, por medio de cafeterías. En Asprounión estamos haciendo investigación con aceite de café verde, aceite de café tostado, aceite de flor de café, endulzante a base de mucilago y otros.

La asociación es el reflejo de esa iniciativa de trabajar en equipo, de pensar en el futuro, en el territorio, en el agua, el medio ambiente, en nuestro hábitat, nuestra cultura y nuestra educación”, anotó Luis Carlos Burbano Gerente. El café producido por los asociados tiene las siguientes características: bajo sombra, son más de 15 frutales y árboles de pancoger que acompañan la caficultura, provee una protección para la inclemencia del clima, es hábitat de aves, mamíferos y otra fauna.

Además, aporta materia orgánica al suelo y genera un microclimaque ayuda con la calidad del grano. Asprounión como grupo organizado de caficultores facilita el desarrollo humano integral y sostenible de las unidades familiares en torno a la cadena de valor de café de alta calidad, así como a la transformación de la familia caficultora de la asociación en unidades empresariales sustentables social, económica, y ambientalmente.